martes, 5 de marzo de 2013

La huella de nuestra personalidad en los perfiles públicos


No es fácil librarnos de nosotros mismos en las redes sociales. Las redes sociales se convierten en un entorno de potencial liberación de nuestras inquietudes y angustias, eso favorece a su vez la autoexpresión de los sentimientos. Las investigaciones realizadas por Back, M.D et. Al (2010) son muy claras, en los perfiles públicos se percibe la personalidad real, incluso cuando se introducen autovaloraciones de forma controlada.

En otro estudio realizado por un grupo de psicólogos (Hancock y Toma, 2009), se recluto a 236 estudiantes alemanes que utilizaban las redes sociales y que completaron un test de personalidad que evalúa los 5 grandes rasgos (Big Five) de personalidad (extraversión, neuroticismo, apertura al cambio, responsabilidad y amabilidad). Posteriormente se evaluaron sus personalidades ideales, es decir, cómo los estudiantes desearían ser. La conclusión confirma los resultados de Back, las personas tienden a mostrarse tal cual son en las redes sociales. Estos estudios vendrían a desmontar el mito de que las redes sociales están repletas de mentiras, personalidades inventadas o recreadas. (1)

Detrás de cada ordenador hay una persona única con sus expectativas, deseos e intereses y cuando interactúa con otras personas en las redes sociales, deja su huella, que puede ser débil o clara, debemos de ser conscientes que la red es tan compleja como el mundo real. A continuación analizaremos las últimas investigaciones con respecto a esa huella de personalidad y hablaremos sobre sus características básicas. Las características de personalidad más estudiadas en las redes sociales han sido: la autoestima, el narcisismo, búsqueda de sensaciones, extraversión, y el neuroticismo.

Como era de esperar los extrovertidos son más propensos a utilizar las funciones comunicativas de las redes sociales, con comentarios más frecuentes, mayores amigos y una actualización más frecuente de su perfil. (4)

Las personas con alta autoestima son más propensas a comentar los perfiles de los demás. La autoestima se relaciona negativamente con la auto-promoción y comportamientos antisociales en Facebook.

Los neuróticos son más propensos a utilizar la actualización de estado. El narcisismo se relaciona positivamente con la carga de fotos, los mensajes auto-referentes o auto-centrados que el sujeto envía y un número mayor de amigos. Las personas que más actualizan su perfil o que más amigos revisan, puntúan más alto en narcisismo. Las personas con un alto narcisismo y una baja autoestima se relacionan con una mayor actividad en las redes sociales, así como un aumento de mensajes de autopromoción. (2) Es decir el narcisismo sería por lo tanto una máscara para esconder una baja autoestima (Bosson, J.K, 2008)

La necesidad de popularidad podría ser el mejor predictor en el uso de las redes sociales. Muy unido a este concepto está la necesidad de reconocimiento y de pertenencia. Necesitamos sentirnos que formamos parte de algo, más allá de nosotros mismos. (3)

Fuentes:
Back, M. D. et. Al. (2010) Facebook Profiles Reflect Actual Personality, Not Self-Idealization. Psychological Science; 21(3): 372-374.

Hancock, J. T. & Toma, C. L. (2009) Putting Your Best Face Forward: The Accuracy of Online Dating Photographs.Journal of Communication; 59(2): 367-386.

Mehdizadeh, S. (2010) Self-Presentation 2.0: Narcissism and Self-Esteem on Facebook. Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking; 13(4): 357-364.

Bosson, J. K. (2008) Untangling the Links between Narcissism and Self-esteem: A Theoretical and Empirical Review. Social and Personality Psychology Compass; 2(3): 1415–1439.


Francisco J. Arroyo Ortega
Psicólogo jurídico y forense

No hay comentarios:

Publicar un comentario